1. Inicio
  2. Magazine
  3. ¿Sabías que…?
  4. El ramen, un plato oriental que está causando furor

El ramen, un plato oriental que está causando furor

Escrito por
Equipo MICHELIN
, El
22/02/2017

Aunque pocos hubiéramos pensando hace unos años que una sopa de fideos de origen chino sería una de las propuestas más trendys del momento, este reconfortante plato ha invadido las cartas de muchos de los restaurantes más demandados de nuestras ciudades.

Originalmente nacido en China, su verdadero desarrollo hasta transformarse en la elaboración que conocemos hoy en día se produjo en Japón, tras la Segunda Guerra Mundial, donde terminó convirtiéndose en unos de sus platos nacionales. La ayuda de emergencia estadounidense en forma de trigo tras la gran guerra, llevó al gobierno japonés a fomentar la producción de fideos, uno de los ingredientes principales de la sopa ramen junto al caldo, que generalmente se elabora con pollo o cerdo, y los imprescindibles toppings.

Años después, con la invención por parte de Momofuku Andō de la primera sopa instantánea de fideos en 1958, el ramen pasó a ser un alimento popular de fácil elaboración con tan solo añadir agua hirviendo al preparado que vendía su empresa Nissin Foods.

Sin embargo, el ramen tradicional siguió su imparable evolución en puestos callejeros y humildes restaurantes al igual que lo hacía la economía japonesa, sirviendo como plato principal para el cada vez mayor número de trabajadores y estudiantes. Socialmente el plato cada vez es mejor percibido, en gran parte por la creencia, respaldada por las propias autoridades japonesas, de que el trigo desarrollaba más el cerebro que el arroz.

En la década de los 70 tienen gran éxito pequeños restaurantes de ramen establecidos por trabajadores japoneses que abandonan sus carreras, los llamados datsu-sara, en los que pueden mostrar una creatividad e independencia que difícilmente podían desarrollar en sus anteriores empresas. La labor de estos emprendedores serviría para que en los 80 se viviera una auténtica fiebre en torno a estos bols de caldo humeante con noodles.

La obsesión de los japoneses por los nuevos restaurantes, hace que sea común hacer cola para probar una nueva especialidad nacida en cualquiera de sus ciudades. Los ramen chefs se convierten en auténticas estrellas con miles de seguidores, haciendo de esta receta china todo un emblema de la cultura popular japonesa, que a día de hoy se ha exportado a todo el mundo.

Sin lugar a dudas, chefs como el americano de origen coreano David Chang, creador del exitoso Momofuku Group que explora la fusión de las cocinas asiática y americana, han supuesto un referente para otros muchos cocineros que han visto en su propuesta un nuevo enfoque tanto del ramen en particular, como de la cocina oriental en general. Chang, cuyo restaurante Momofuku Ko cuenta con dos estrellas MICHELIN revalidadas año tras año desde 2009, aporta una nueva visión en torno a la gastronomía popular, que tiene como principal protagonista al ramen.

La influencia de Chang se vislumbra también en propuestas como la de Chuka Ramen Bar, un exitoso negocio que desde hace unos años ha traído a Madrid ese nuevo giro en torno al mundo del ramen. Sus tres fundadores, John Husby (que precisamente pasó por las cocinas de Momofuku en Nueva York), Rodrigo García y Lorena Mauri, interpretan un nuevo concepto en el que los noodles, los caldos espesos elaborados pacientemente durante largas cocciones, y sus originales acompañamientos, les han hecho merecedores de ser incluidos en la guía MICHELIN 2017.

Y ahora que conocemos toda la historia de este fenómeno ¿a quién no le apetece un buen bol de ramen recién hecho? Recuerda que, siguiendo la tradición japonesa, sorber la sopa es un must a la hora de degustarlo.

 

Foto: Lisovskaya/iStock

Email