1. Inicio
  2. Magazine
  3. En el punto de mira
  4. La España más dulce en quince paradas

La España más dulce en quince paradas

Escrito por
Alessia Cisternino
, El
30/01/2018

De las Torrijas a la Crema catalana pasando por el Arroz con leche y el Mazapán. Así son –y así se reinterpretan– los dulces de la tradición.

Yema de huevo, azúcar, leche, harina, almidón, canela, limón y una fina capa de caramelo crujiente, que es un auténtico desafío para cualquier cocinero. La Crema catalana es un postre icónico de la cocina tradicional. En Barcelona, la guía MICHELIN recomienda probarla en el restaurante Gaig (1 estrella MICHELIN en Barcelona) , donde se sirve una versión de este postre con rebozuelos (setas) y pino, y en el restaurante de cocina catalana La Venta, que la elabora con fresas.

Son el dulce por excelencia de la Semana Santa, pero muchos restaurantes se rinden a los encantos de las Torrijas durante todo el año. Según la receta original, el pan del día anterior se corta en rebanadas que luego se remojan en una infusión de vino o leche, se pasan por huevo batido, se fríen y se sirven espolvoreadas de azúcar o rociadas con miel.

En Lasarte (Barcelona, 3 estrellas) se sirve una Torrija caramelizada con crema helada de ron y vainilla. La Torrija caramelizada es también una de las opciones dulces ofrecidas por Askuabarra (Madrid).

Los inspectores de la guía MICHELIN recomiendan probar las Torrijas a nuestra manera con helado de manzana del restaurante Sala (Olost,1 estrella MICHELIN) Susi Díaz, chef de La Finca (Elche, 1 estrella MICHELIN) incluye en la carta una Torrija caramelizada al momento con helado de yogurt griego y sopa de coco, mientras en el restaurante Bacira (Madrid, Bib Gourmand) se puede saborear una Torrija caramelizada con sopa de vainilla y lemon grass con helado de canela.

En su libro Afrodita (1997), la escritora chilena Isabel Allende habla del Arroz con leche como de un postre muy sensual. Otra Isabel, Isabel II de España, según la leyenda apreciaba tanto este dulce que era capaz de comer dos fuentes enteras en una sola sentada. Y es que esta crema de arroz cocido en leche (con azúcar, canela y piel de limón) es quizás el invento dulce español al que estar más agradecidos.

En Gloria (Oviedo), liderado por el chef Nacho Manzano, encontramos entre los postres tanto un Arroz con leche a la manera tradicional como una Torrija con helado de vainilla. Otro establecimiento recomendado por la guía MICHELIN, Naguar (Oviedo), propone una versión actualizada de esta especialidad: una Crema de Arroz con leche con helado de miel natural. En Xerta (Barcelona, 1 estrella MICHELIN) van un paso más allá con un Arroz con leche tradicional, mango natural y texturas de vainilla, toque de chocolate negro, almendra y limón. Finalmente, Josean Alija, chef de Nerua (Bilbao, 1 estrella Michelin) convierte el Arroz con leche en un Mochi japonés.

Almendras y azúcar. Tan sólo dos ingredientes para un postre emblemático de la gastronomía tradicional española: el Mazapán. Invento toledano de fuertes raíces árabes, el Mazapán es una especialidad dulce que, como muchas otras, ha sobrevivido a los tiempos gracias a la repostería monacal.

En El Carmen de Montesión (Toledo), restaurante capitaneado por el chef Iván Cerdeño que luce 1 estrella MICHELIN, hay un postre a base de mazapán llamado Recuerdos de Toledo, mientras en La Orza (Toledo) se sirven unas Natillas de mazapán. La manera más dulce y más tradicional de rematar una buena comida.

 

Foto: iStock

Email