1. Inicio
  2. Magazine
  3. En el punto de mira
  4. Historietas para comer

Historietas para comer

Escrito por
Alessia Cisternino
, El
13/09/2017

Cocinillas, gourmets en busca del menú perfecto, cocineros que se ríen de ellos mismos… y un único rasgo en común: el amor a la comida contado en viñetas. Diez cómics gastronómicos imprescindibles (y con estrella MICHELIN).

En los últimos años hemos asistido a un interés creciente hacia la gastronomía. Si no existiera desde siempre, podríamos decir que se ha puesto de moda. Novelas, películas, espectáculos teatrales, programas televisivos… la comida ha salido de su ámbito habitual y se ha adaptado con éxito a formatos y públicos diferentes.

El cómic también se ha dejado seducir por los cocineros, los gourmets y los cocinillas, trazando poco a poco los confines de un subgénero literario del que disfrutan tanto los apasionados de la gastronomía como los de las historietas.

Los japoneses han sido pioneros en este género, al que llaman ryori manga.

Oishinbo es más que un cómic, un fenómeno cultural que lleva más de 30 años editándose por un total de más de 100 tomos. En España, las vicisitudes de dos periodistas gourmets en busca del menú perfecto están agrupadas en 7 volúmenes temáticos centrados en los platos más emblemáticos de la cocina nipona como el sushi o el sake.

El Gourmet Solitario, otro título imprescindible de este subgénero, es una instantánea en alta resolución de la gastronomía japonesa desde la perspectiva de un atento sibarita.

Japón se funde con España en las páginas de Mibu-elBulli, un cómic que narra el paso en 2003 del famoso restaurante tokiota por elBulli, que cerró sus puertas en Cala Montjoi en julio de 2011 luciendo 3 estrellas MICHELIN.

Ferran Adrià no es el único chef cuya cocina ha sido galardonada en la guía MICHELIN que pueda presumir de un alter ego de papel.

Los “bajos” de la “alta” cocina es un cómic irreverente publicado en 2008 en ocasión del décimo cumpleaños de Mugaritz, el restaurante de Andoni Luis Aduriz en Errenteria (2 estrellas MICHELIN). A estas tiras también se asoman cocineros como Pedro Subijana y Juan Mari Arzak, que regentan respectivamente los restaurantes Akelaŕe y Arzak, ambos en San Sebastián y ambos con 3 estrellas MICHELIN o Carme Ruscalleda, que luce 7 estrellas MICHELIN entre sus restaurantes Sant Pau (Sant Pol de Mar, 3 estrellas), Sant Pau Tokio (2 estrellas) y Moments (Barcelona, 2 estrellas).

Martín Berasategui, cuyos restaurantes Martín Berasategui en Lasarte‐Oria, M.B en Tenerife y Lasarte en Barcelona tienen respectivamente 3, 2 y 3 estrellas MICHELIN, protagoniza junto con el chef David de Jorge un cómic que relata el disparatado día a día de dos pesos pesados de la cocina española. Un libro divertido hasta en el título: Aventuras, desventuras y recetas de un 7 estrellas (ahora 8) MICHELIN y del cocinero que pilota ese programa de tv que se llama “Robin Food”.

Otro día a día, el de la cocina de L’Arpège, restaurante parisino con 3 estrellas MICHELIN, se refleja en las tiras de Christophe Blain en En la cocina con Alain Passard.

El cómic gastronómico ha demostrado ser un formato adecuado para hablar de amor. En los dos volúmenes publicados en España bajo el título A comer y a beber y A comer y a beber. Con las manos en la masa, el ilustrador francés Guillaume Long se pinta a sí mismo como un gourmet algo torpe, pero enamorado de la comida. Difícil no verse reflejados y sonreír.

El amor a la comida es también el hilo conductor de Relish, una novela gráfica de la ilustradora y foodie estadounidense Lucy Knisley.

Aunque si se habla de amor y comida, es una obligación citar las cuatro entregas de Croqueta y Empanadilla, dos personajes ya legendarios detrás de cuyas sabrosas siluetas se esconden la autora española Ana Oncina y su pareja.

Con un tono más serio y profundo, Los Ignorantes relata un proceso de doble iniciación –al mundo del vino y al del cómic– planteando un final que no puede sino quedar abierto. En la gastronomía y las demás artes, saber más es saber menos.

 

Foto: deberarr/iStock

Email