1. Inicio
  2. Magazine
  3. En el punto de mira
  4. Gastronomía y arquitectura: restaurantes con ubicación privilegiada

Gastronomía y arquitectura: restaurantes con ubicación privilegiada

Escrito por
Equipo MICHELIN
, El
26/02/2018

Sentarse a la mesa de un restaurante de alta cocina es mucho más que disfrutar de una sucesión de platos ejecutados brillantemente. De un tiempo a esta parte, la experiencia gastronómica va mucho más allá, y elementos que antes podían pasar desapercibidos, se convierten hoy en indispensables. El comensal no solo busca una vivencia culinaria del más alto nivel, sino que también valora aspectos como la bodega, el servicio de sala, la decoración o el emplazamiento.

Si hablamos de ubicación, algunos de los restaurantes que aparecen en la guía MICHELIN España & Portugal 2018 son auténticos privilegiados por los espacios que ocupan. Aunque es obvio que la situación del local no lo es todo, sí es al menos un elemento muy importante para cualquier negocio gastronómico. Y cuando es excepcional, se convierte en un reclamo adicional que complementa a la perfección una cocina perfectamente ejecutada.

Es el caso del restaurante Nerua en el Museo Guggenheim de Bilbao, con 1 estrella. En un minimalista comedor con vistas a la ría del Nervión, al que se accede por una entrada independiente del museo, el chef Josean Alija propone una cocina innovadora que evoluciona con la adición de matices vegetales, unos platos más meditados y diferentes menús, todos con la opción de maridaje. Este edificio de más de 24.000 metros cuadrados, eje del cambio radical que comenzó a revitalizar la ciudad vizcaína hace veinte años, es una impresionante obra en titanio creada por Frank Gehry, canadiense asentado en Estados Unidos que en 1989 ganó el premio Pritzker, considerado el “Nobel” de la arquitectura.

Este mismo experto firma otra obra cumbre de la arquitectura contemporánea como son las bodegas Marqués de Riscal, ubicadas en la localidad alavesa de Elciego, que cuentan entre sus paredes con otro restaurante reconocido con 1 estrella MICHELIN. Marqués de Riscal el local homónimo, donde su chef ejecutivo Juan Bautista presenta una cocina de autor con constantes guiños a la tradición, es parte de un gran proyecto que incluye, además de las bodegas, un hotel de lujo y un moderno spa.

En la comarca gerundense de La Garrotxa se sitúa el pueblo de Olot, con otro fantástico ejemplo arquitectónico y gastronómico como es Les Cols, con 2 estrellas MICHELIN desde el año 2010. Fina Puigdevall ofrece en esta joya constructiva una cocina creativa que apuesta, claramente, por la identificación con el paisaje y el producto de proximidad. La antigua masía catalana reformada por el estudio RCR Arquitectes (recientes ganadores del premio Pritzker en el año 2017) sorprende con un interior de diseño puro, un pabellón para eventos que no deja a nadie indiferente y, sobre todo, con un pequeño hotel de

También el nuevo hotel de Pedro Subijana anexo al restaurante 3 estrellas MICHELIN Akelaŕe, viene a completar de la mano del estudio Mecanismo un conjunto arquitectónico de gran envergadura. La experiencia gastronómica, de corte creativo, pero sin negación de las raíces tradicionales, puede ser mucho más rica y completa tras esta intervención.

En el casco antiguo de Cáceres encontramos Atrio, otro magnífico ejemplo de fusión entre la alta gastronomía y la arquitectura de máximo nivel. En este elegante hotel, rehabilitado por los arquitectos Mansilla y Tuñón,  se  ubica el restaurante del mismo nombre, con 2 estrellas MICHELIN, donde el chef Toño Pérez plantea una cocina innovadora con maridajes clásicos.

Cerramos nuestro repaso por algunos de los locales con una ubicación excepcional con La Terraza del Casino (2 estrellas MICHELIN).

Ubicado en un edificio de principios del siglo XX, en una de las calles más castizas de Madrid,  presenta un espectacular espacio interior de estética actual ,diseñado por Jaime Hayón. Allí, Paco Roncero propone una creativa carta que cautiva desde los entrantes a los postres, alcanzando siempre unos perfectos puntos de cocción. Todo ello en un marco palaciego al que acompaña una magnífica terraza con increíbles vistas de la ciudad.

 

Foto: Les Cols

Email