1. Inicio
  2. Magazine
  3. En el punto de mira
  4. Cocinas que miran al mar

Cocinas que miran al mar

Escrito por
Alessia Cisternino
, El
13/08/2018

Diez restaurantes de la guía MICHELIN con impresionantes vistas al mar.

En verano solo hay una cosa mejor que abandonar la primera línea de playa por un buen restaurante: disfrutar de los mejores platos de nuestra gastronomía sin perder de vista, ni un minuto, el horizonte marino.

Muchos son los establecimientos recomendados por la guía MICHELIN que presumen de unas espectaculares vistas al mar.

En Real Balneario (Salinas, 1 estrella MICHELIN) podemos saborear las especialidades del chef Isaac Loya –como el Bogavante del Cantábrico flambeado con bullabesa cítrica y jengibre o el Lomo de lubina sobre jugo de calamar y raviolis de su tinta– a la vez que disfrutamos de unas espectaculares vistas al mar Cantábrico.

Gamba roja con su coral en aceite de azafrán y sal de caviar, Cigala con caviar en emulsión de yema, aceite de oliva y mejillón crujiente, Arroz meloso con plancton, verduras verdes y cocochas de bacalao. Monastrell (1 estrellas MICHELIN) centra su propuesta gastronómica en el mar. También destaca por su maravilloso emplazamiento, en el mismísimo paseo marítimo de Alicante y a pocos metros del Real Club de Regatas.  

Ubicado en la subida al castillo de Santa Bárbara, el comedor de La Ereta es otro punto privilegiado desde el que mirar el mar de Alicante.

El restaurante Mirador de Ulía (Donostia/San Sebastián, 1 estrella MICHELIN) tiene las mejores vistas sobre la playa de la Zurriola. Entre las especialidades con sabor a mar del chef Rubén Trincado, los inspectores de la guía recomiendan probar la Cigala mojada en emulsión de hierbas frescas con matices ibéricos y perlas de yuzu y la Kokotxa de merluza con pesto de perejil, pan insuflado y cristal de Txacoli.  

En Miramar (2 estrellas MICHELIN), ubicado en pleno paseo marítimo de Llançà, podemos disfrutar del mar por partida doble. ¿Cómo? Catando la cocina marinera de vanguardia del chef Paco Pérez –con platos como el Atún sobre huerta y clorofilas– y mirando la bahía a través de los cristales de su comedor-terraza.

Peculiar ubicación también es la que luce el restaurante de cocina italiana It, que se halla en el puerto deportivo Marina Botafoch en Ibiza.

En La Marina de Arrecife, Lanzarote, se encuentra Lilium (Bib Gourmand), establecimiento de cocina canaria actualizada que presume de una bonita terraza mirando al embarcadero. Siempre en Arrecife, el restaurante Naia, una de las novedades de la guía MICHELIN 2018, tiene justo en frente un pequeño puerto pesquero.

Annua (San Vicente de la Barquera, 2 estrellas MICHELIN) está situado a orillas del mar, en el estuario de la Ría. Aquí la especialidad son las ostras, que se comen gozando de unas espectaculares vistas al Mar Cantábrico.

Aunque cuando hablamos de emplazamientos especiales cerca del mar, estamos obligados a citar Aponiente. El flamante 3 estrellas MICHELIN liderado por Ángel León está situado en un antiguo molino de mareas del siglo XIX, rodeado por la marisma salinera. Un entorno ideal para una cocina comprometida con sacar a la luz la enorme riqueza gastronómica del mar.

 

Foto: iStock

Email