1. Inicio
  2. Magazine
  3. En el punto de mira
  4. Askua, calidad y materia prima como razón de ser

Askua, calidad y materia prima como razón de ser

Escrito por
Macarena Escrivá
, El
10/08/2017

Valencia y Madrid. Dos restaurantes regentados por la misma familia y ambos recomendados en la guía MICHELIN. Hablamos de Askua y Askuabarra. La familia Gadea ha llegado muy lejos en el panorama gastronómico.

Hablemos primero de la casa madre en Valencia: Askua. Desde 1994, al frente de este proyecto se encuentra Ricardo Gadea, un restaurador con una única obsesión: la búsqueda de la mejor materia prima. En una sala sencilla vamos a encontrar producto con apenas tratamiento, puro y sin adulterar. En este restaurante siempre buscan dar lo mejor de sí mismos. En una sala sobria y sin apenas decoración, la verdadera belleza reside en el plato, en esos productos sobresalientes que ya han hecho de Askua un lugar de peregrinación como lo son otros templos del producto como D'Berto (O Grove, recomendado en la guía MICHELIN), Etxebarri (Axpe, 1 estrella MICHELIN) o La Tasquita de Enfrente (Madrid, recomendado en la guía MICHELIN)

Sin duda alguna, ahondar en su carta es dedicarse al puro disfrute gastronómico. Las patatas bravas están dentro de los ránking de las mejores de España. Se fríen en dos tiempos, para conseguir una textura crujiente por fuera y delicada por dentro y las ligan con un alioli casero con aceite de pimentón picante. El resultado no puede ser más satisfactorio. Comparten sección 'Al centro' en la carta con la Ensaladilla rusa versión Askua, el Montadito de Steak-Tartare o un trío de embutidos formado por Chistorra de Lasarte y morcilla y blanquet de Onil a la brasa. Productos como las Angulas, las Cocochas (que preparan a la brasa, rebozadas o al pilpil) y el Caviar Iraní y el Tuétano a la brasa, conviven en esta carta de producto sin parangón. Resultan muy especiales el bocado de Cuchara de molleja con caviar y en el apartado de las carnes, una magnífica Chuleta de lomo alto de vacuno mayor. De postre conviene probar una sublime Torrija caramelizada. Aunque lo mejor siempre es dejarse asesorar por el alma máter del restaurante en la elección, Ricardo Gadea.

Fue hace poco más de dos años cuando los hijos de Ricardo Gadea, Jorge y Nacho, trasladaron el “savoir faire” de su padre a la capital española. Uno al frente de la cocina y el otro al frente de la sala de Askuabarra donde comparten carta (algo más breve) y filosofía con la casa madre valenciana. En este tiempo han conseguido diferentes reconocimientos como el estar recomendados en la guía MICHELIN.  

En definitiva, dos restaurantes que apelan a la emoción, a la sencillez del producto sin enmascararlo y al puro hedonismo alrededor de una mesa.

Foto: Macarena Escrivá

Email