1. Inicio
  2. Magazine
  3. Acerca de la Guía
  4. LAVAZZA, alta gastronomía y experimientación

LAVAZZA, alta gastronomía y experimientación

Escrito por
Equipo MICHELIN
, El
20/11/2017

La experimentación de Lavazza en el sector de la alimentación se inició en 1996, cuando la empresa inició su colaboración con Slow Food, una organización que comparte la pasión de Lavazza por los sabores tradicionales y los conocimientos del pasado. Posteriormente, esta pasión se vio renovada cuando Lavazza empezó a trabajar con la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo, la primera universidad dedicada en exclusiva a la alimentación y la gastronomía.

La Universidad, consciente de la amplia experiencia de Lavazza en el campo del café, ha otorgado al Training Center Lavazza el estatus de campus práctico para su propio máster en café.

Sin embargo, las ideas originales de la empresa y su nueva forma de observar el café se desarrollaron en realidad en 1979 (el año en que se creó el primer Training Center Lavazza) y después en 1998 (con la formación de la primera división de experimentación de productos). El resultado ha sido una serie de nuevos productos para bares que han tenido un éxito inmediato: una colección de recetas conocidas como I Piaceri del Caffè. Cada año se añaden nuevos productos a la colección, verdaderas gourmandises para los aficionados al café, que cualquiera puede disfrutar.

La implicación de Lavazza en el mundo de la alta gastronomía continuó como parte de la experimentación y la innovación, con el que es hoy en día considerado como el mejor chef del mundo: Ferran Adrià, definido por Le Monde como «un alquimista que ha revolucionado el arte de la cocina» y por The New York Times como «el creador de la Nueva Nouvelle Cuisine».

La asociación con Adrià comenzó en 2002 y el primer éxito del proyecto fue el sorprendente èspesso, el primer café sólido de la historia.

Como si fueran un grupo de alquimistas, los equipos del Training Center Lavazza y El Bulli de Adrià se embarcaron en un proceso para esculpir el sabor y el formato. No pasó mucho tiempo antes de que Lavazza Coffee Design se convirtiese en una marca consolidada de Food Design.

Lo tangible y lo intangible consideraron que los contenidos de ese pocillo de espresso eran una compañía que valía la pena: líquido, sólido, caliente, frío, en espuma, helado o sorbete. Coffeesphere. Lens. El sabor por encima de todo, pero también el olor, la vista y el tacto.

Al sólido café èspesso le siguió Passion>Me, un cóctel a base de café y zumo de maracuyá, presentado en el Salone del Gusto de 2004, y varios divertissements creados básicamente por el entusiasmo de la experimentación, como la Coffesphere (presentada en el Salón del Mueble de Milán de 2004) y el Caviar de Café, ambos creados usando la técnica de la esferificación, y el High Altitude Cappuccino, presentado en Identità Golose en 2006.

Cappuccino Nitro y el Huevo de Café Caliente, creados en 2007, son otros productos de la misma línea.

El 2008 vio la creación de la Coffee Lens, creada por otro chef sorprendente, Carlo Cracco. Lavazza presentó este producto en la muestra culinaria internacional Identità Golose de ese año.

Con la vista puesta en el futuro y gracias a la pasión que siempre ha dictado sus decisiones e ideas, Lavazza considera el café como un objeto de inspiración para los chefs. El vínculo que une a Lavazza con el mundo de la gastronomía es sentimental y ha arraigado de inmediato, generando fructíferas colaboraciones con algunos de los nombres más destacados de la gastronomía italiana, como Massimo Bottura, Davide Oldani o Carlo Cracco. Estas alianzas han generado formas de café totalmente nuevas y han dado origen a toda una serie de accesorios para saborear este producto, desde la «e-spoon» perforada de Oldani a la sabrosa receta con base de café «Ven a Italia conmigo» de Bottura.

 

 

Lavazza también colabora con varias muestras culinarias importantes. Desde 2003 patrocina Lo mejor de la gastronomía, una conferencia organizada por el crítico culinario Rafael García Santos.

La empresa cafetera con sede en Turín se ha asociado asimismo con otros eventos importantes en Italia, en los que, de la mano de Slow Food, Lavazza ha sido el principal patrocinador de Identità Golose desde su primera edición, y en Francia, donde ha patrocinado OFF (Omnivore Food Festival) en Deauville, un evento organizado por Luc Dubanchet.

Excelencia, tradición innovación y experiencia… Lavazza ha paseado el aroma del café italiano por todo el mundo, siguiendo el ritmo de los cambios en los gustos y explorando continuamente nuevas formas de disfrutar del café.

El Training Center, responsable de mantener la tradición de innovación de Lavazza, ha conseguido interpretar las nuevas tendencias del consumo y prosigue en su búsqueda de la excelencia.

El Training Center Lavazza es hoy una red internacional de más de 50 laboratorios dedicados no solo a la formación, sino también al desarrollo de nuevos productos y materiales.

 

Foto: Equipo MICHELIN

Email